martes, 7 de febrero de 2012

Signos de Ojos de Serpiente y Ojos de Búho

La mayoría de los casos con infarto de médula espinal refieren dolor intenso adyacente al nivel de la lesión, generalmente precediendo a los síntomas neurológicos, y su inicio es agudo y abrupto.

Síntomas neurológicos causados por infarto de la arteria espinal anterior:
Para o tetra – paresia o parálisis, disfunción vesical y pérdida bilateral de la sensibilidad para el dolor y la temperatura por debajo del nivel del infarto medular. Adicionalmente si se afecta el tracto lateral que conduce el tono vasoconstrictor, se puede determinar diferente temperatura en las extremidades y en caso de afección a nivel cervical se puede presentar síndrome de Claude Bernard-Horner.  Es posible encontrar disminución del tacto  de tipo protopatico o superficial, de la propiocepción y de la vibración.

La sustancia gris del asta anterior exhibe la más alta vulnerabilidad a la isquemia que puede conducir a la típica imagen de ojos de serpiente o el signo de los ojos de Búho por hiper intensidades bilaterales en imágenes de Resonancia magnética (RM) en T2. Estos signos se consideran un dato valioso para identificar de forma precoz y precisa la isquemia medular evitando pérdida de tiempo en la implementación de tratamiento, pruebas innecesarias o tratamientos invasivos.






















Ojos de Serpiente (3) y Ojos de Búho (2)

También podemos apreciar un patrón más difuso en forma de H, o incluso que llegue a involucrar sustancia blanca y gris, Cuando aparece este signo, que además corresponde al patrón más frecuente, los pacientes mantienen parte de la capacidad motora y el pronóstico es mejor (4).

La imagen más característica en RM T2 en corte sagital es: Una hiperintensidad que abarca varios segmentos medulares con una forma similar de lápiz con su punta en un extremo, en ubicación ventral y medial. En menor proporción se puede presentar aumento de volumen medular, mejor evidenciado en RM - T1.



Áreas más afectadas en región medular cervical C2 C3 C1, en la Torácica entre T9 a L1. La menos afecta T4.
Las imágenes con solo hiperintensidad en RM T2 no son específicas de isquemia. En general la lesión isquémica es más central y medial. 
La lesión de tipo placa en la esclerosis múltiple es más común en la columna lateral. no sobrepasa 2 segmentos medulares en extensión, generalmente hay clínica transitoria previa y afectación de múltiples tractos de fibras largas.
Para potenciar la sensibilidad de que se trate de un infarto se recomienda usar RM por difusión DWI, para demostrar si hay restriccion de la difusion que se hace con el coeficiente de atenuacion aparente ADC.


Alta señal de RM en un corte sagital DWI y un bajo valor de ADC confirma la impresión diagnóstica de infarto en la médula espinal. (5)

Orientan hacia patología isquémica la presencia de un segmento triangular hiperintenso en T2, correspondiente a un infarto del cuerpo vertebral. Este dato apunta además a patología aórtica y oclusión de la arteria radicular. Sin embargo, estas anomalías se encuentran en la minoría de los casos y tampoco son específicas de isquemia.(6)



En estudios precoces con RM, 3 horas a 5 horas, es posible encontrar ausencia de anormalidades en la RM. Existen casos de infartos medulares sin alteraciones en la RM realizada en la fase aguda ni en las sucesivas semanas(7).

1.  Weidauer S, Nichtweiss M, Lanfermann H, et al. Spinal cord infarction: MR imaging and clinical features in 16 cases. Neuroradiology 2002;44:851–7.
2.  Hernández F, Fernández E, Pérez Romero J, García Los ojos de búho. J. Rev Clin Med Fam. 2011; 4(3): 250-53.
3. Hundsberger T, Thömke F, Hopf HC, et al. (1998) Symmetrical infarction of the cervical spinal cord due to spontaneous bilateral vertebral artery dissection. Stroke 29:1742.
4. Mawad ME, Rivera V, Crawford S, Ramirez A, Breitbach W. Spinal cord ischemia after resection of thoracoabdominal aortic aneurysms: MR findings in 24 patients. Am J Neuroradiol. 1990 ; 11(5):987-91.
5. Thurnher, M; Bammer, R. Diffusion-weighted MR imaging (DWI) in spinal cord ischemia. Neuroradiology 2006 48:795–801
6. Faig, J; Busse, O; Salbeck, R. Vertebral Body Infarction as a Confirmatory Sign of Spinal Cord Ischemic Stroke. Report of Three Cases and Review of the Literature. Stroke. 1998;29:239-243.
7. Masson C, Pruvo JP, Meder JF, Cordonnier C, Touzé E, De La Sayette V, et al. Spinal cord infarction: clinical and magnetic resonance imaging findings and short term outcome. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2004; 75(10):1431-5.


No hay comentarios:

Publicar un comentario